miércoles, 31 de agosto de 2016

Machismo y misoginia en la Mitología Clásica

Todes sabemos lo machistas que eran los clásicos. A todes no han comentado que en la antigua Grecia, las mujeres no existían más que para tener hijos. Eran meros objetos, y muy MUY pocas llegaban a algo. También sabemos que la esclavitud estaba al orden del día. Y también sabemos, que su mitología es tremendamente machista.

Sin embargo, teniendo en cuenta lo machista de su sociedad, su mitología no resulta TAN exagerada. Aunque claro, eso no es muy difícil. Ha habido casos de heroínas griegas, que consiguieron salirse del esquema, aunque fueron muy pocas, y generalmente no acabó bien. Pero ahora me dispongo a comenzar. ¡Sentaos que vienen curvas!

Empecemos por el inicio. El nacimiento de los dioses. Cuando Zeus mató a su padre Cronos liberando a todos sus hermanos. En origen, eran seis. Por orden de nacimiento, Hades, Hestia, Deméter, Poseidón, Hera y Zeus. El orden se invirtió pues se asocia la edad al orden en el que fueron regurgitados por Cronos. Estos Dioses, fueron los primeros olímpicos, a los que luego se unirían otros seis, constituyendo los doce olímpicos. Estos eran los ya mencionados, más Apolo, Artemisa, Atenea, Hermes, Ares y Afrodita. Así, el consejo estaba dividido en seis y seis, y el equilibrio reinaba en el mundo. Pero pasó que nombraron a un nuevo Dios, Dionisio, y Hestia, para evitar las confrontaciones de los olímpicos, cedió su puesto, dejando una desigualdad al haber siete varones y cinco mujeres. El equilibrio se rompió.

Ahora, me gustaría analizar a las Diosas, porque al ser Diosas, solemos ponerlas como mujeres libres e independientes, cosa que a mi parecer, es incorrecto. Recordemos que toda la mitología trata de explicar sucesos naturales usando la visión del mundo de un determinado pueblo. Y el pueblo griego era machista y misógino hasta decir basta. Por lo tanto, su mitología también, incluyendo todos y cada uno de sus integrantes. (Aunque es cierto que algunos términos posiblemente no tengan el mismo significado ahora que entonces, intentaré analizarlo desde lo que se conoce de la sociedad griega.)

Hera: Se ajusta perfectamente al modelo de mujer idónea. Madre, ama de casa, tremendamente celosa de todas las aventuras de su marido. Solo quiere que le sean fiel. Hay un mito en concreto, que sirve para darse cuenta de a donde llegaban los griegos. 
 En un momento de ira hacia Zeus, Hera decide tener un hijo por su cuenta. El resultado es Hefesto, un niño deforme, y su madre, al contemplarle, se avergüenza y lo tira Monte Olimpo abajo. 
 ¡Zas! Perfecto argumento para convencer a las mujeres de que necesitan a un hombre en su vida porque sino todo les sale mal, y se avergonzarán de todo lo que salga de ello. Además, a todas las amantes de Zeus o a sus hijos les fastidió la vida entera, normalmente tratando de matarles, lo que es otra lección en la que se enseña a las mujeres a odiarse entre ellas. 

Artemisa y Atenea:  Dos de mis favoritas. La Diosa de la sabiduria y la batalla táctica, y la Diosa de la caza y la luna. *Oh, espera, olvidé decir Diosa de las doncellas Y LA VIRGINIDAD*. En efecto, ambas eran vírgenes,  juraron siempre permanecer así. Artemisa por ser la Diosa de las doncellas, y Atenea porque así lo decidió, supongo que porque era demasiado inteligente como para casarse con uno de los Olímpicos. Y aquí, de nuevo, tenemos una lección. 
Tienes que mantenerte pura y doncella hasta que te cases. Si te casas, bien, y si no, virgen de por vida. La virginidad es sagrada. 

* Ahora recordemos que la virginidad es un símbolo del poder masculino sobre el femenino. La virginidad tiene la trascendencia que tiene porque estaba reservada, era "sagrada" y solo un hombre podía quitarla. Recordemos también, que para un joven perder la virginidad era objeto de deseo y celebración, pero que la perdida de la virginidad para una mujer, si no estaba casada, era como poco humillante, vergonzoso, y DESPRESTIGIABA y DESHONRABA a la familia entera* 

Es decir, que ambas Diosas no eran libres, pues aunque en los textos pone que escogieron ser vírgenes para siempre, si hubiesen escogido tener una sexualidad libre, hubiese sido un escándalo colosal y lógicamente eso no podía ponerse en una mitología por los Dioses QUÉ clase de ejemplo sería ese para las mujeres griegas POR FAVOR.

Y para más, Artemisa no aceptaba en su séquito a ninguna mujer que no fuese doncella y no jurase un voto de castidad. Aunque imagino que para la época, poder escoger entre eso y casarse era algo. 

Pero continuemos, que me enrollo más que las persianas. 

Afrodita: La Diosa del AMOR, la BELLEZA, el DESEO y la REPRODUCCIÓN. Cuando nos hablan de una deidad del Amor, se podría interpretar como todo tipo de amor, independientemente de los involucrados, ¿No? Bueno, pues no. Se especifica que Afrodita era capaz de enamorar a cualquier hombre con solo mirarle. Y algo muy importante. Sus sacerdotisas cumplían con una función "sagrada" que consistía en la prostitución religiosa durante los rituales. Esto era parte del culto a Afrodita. Además, es la patrona de las Cortesanas. Otra forma de abuso del hombre dominante a la mujer. 

A parte, se distinguen dos Afroditas: Afrodita Urania, representaba el amor del cuerpo y el alma, el amor divino y conyugal; y Afrodita Pandemos, que representaba el simple amor físico, aunque creo que esta faceta se la apropiaría más tarde su hijo Eros, Dios del amor y la atracción física, el sexo y la fertilidad. 

Todos los mitos cuentan que Afrodita, a pesar de estar casada con Hefesto (Si, el hijo que Hera trató de tener ella sola, el tullido), mantuvo siempre un romance con Ares, el Dios de la guerra. Esto puede resultar engañoso, porque da la sensación de que Afrodita hacía lo que quería y era libre. Pero ni mucho menos. Hefesto odiaba que su esposa lo engañase, pero tardó mucho en enterarse, y aunque hizo lo posible por dejarles en ridículo, acabó "SEPARÁNDOSE" de ella. Y lo digo entre comillas porque, lógicamente, no existía el divorcio, y estaba fatal visto. Por lo tanto, cada uno hacía su vida, pero a todos los efectos, eran un matrimonio. 

Cabe destacar que Afrodita es la única Diosa de las Olímpicas que tuvo hijos con humanos o con otros dioses. El resto de ellas, o no tuvieron por voto de castidad o, como Hera, por fidelidad al matrimonio. 


*Acabo de leer en una página de mitología que el concepto "virginidad" para los antiguos griegos no significaba lo mismo que para nosotros. Para ellos, era cualquier mujer soltera sin ataduras. No puedo afirmar ni desmentir la veracidad de este hecho, y aunque me gustaría inclinarme a que es así, por lo que se sabe de la sociedad griega, diría que no es así exactamente.*

Si tenéis más información o sabéis algo que a mi se me ha escapado no dudéis en dejarlo por los comentarios. Espero que os haya gustado, y si queréis que haga otro analizando algunos de los principales mitos, ¡hacédmelo saber! 

Muchas gracias a Ishtar por la sugerencia de hacer un análisis y a Desi por aconsejarme sobre el enfoque a usar :)

Un abrazo, Aella :3
 

3 comentarios:

Eostre dijo...

Siempre resulta complicado argumentar la mentalidad del pasado porque lo miramos con ojos de nuestro presente x'3 Pero lo cierto es que no parece haber mucha diferencia. Tal y como has descrito el papel de la mujer en la Grecia Clásica (representada en forma mitológica) no me suena tan lejano, básicamente porque es algo que se ha ido conservando hasta llegar a nuestros días. Esto me hace pensar en la evolución del ser humano. Sin duda la evolución implica cambio, y los cambios son muy lentos; al menos los buenos, por lo que ese papel de la mujer como Madre, que si el amor, la virginidad, la deshonra de perder esa virginidad etc no es más que un seguimiento de nuestra organización primitiva. El hombre a cazar, la mujer en casa. Salir de casa, aventurarse, correr peligros, son algo que han formado en la mente una sensación de libertad y poder. Por el contrario, el permanecer en casa al cuidado de los demás se acostumbra a ser servicial y, por ende, sumisa. Creo que ésta es la causa que hemos ido arrastrando todos estos miles de años y el cambio se está produciendo poco a poco. Gracias a los dioses (a las diosas, mejor) somos afortunadas de poder ser partícipes en este cambio y llevarlo adelante. A veces pienso en lo difícil que era para las feministas del siglo xix y xx intentar abrirse camino como personas que tienen capacidad para hacer cualquier cosa y no están sujetas a acondicionamientos del año del Sol sobre el rol de la mujer. En el caso de la mitología griega, se representa muy bien esta diferencia de roles de género. Para los griegos, esta diferencia era descomunal, hasta el punto que en las casas de la Antigua Grecia tenían habitaciones apartadísimas para las mujeres y otras para los hombres. Esta falta de movilidad y pensamiento condujo a pensar que las mujeres eran inferiores a los hombres. Y sólo tienen capacidad para hacer algo que ellos no pueden: tener hijos. Esto nos lleva a tu descripción de algunas diosas griegas, todas ellas con relación al amor y la virginidad como algo ""importantísimo"" para cualquier mujer. De hecho, la pérdida de la virginidad en el mundo clásico era de tal importancia que si una mujer resultaba violada, lo mejor para la familia era que muriera (esto aparece en la obra "Titus Andronicus" de Shakespeare). Por lo que las mujeres han ido creciendo con esa idea, y por ello diosas como Atenea o Artemisa se representan así, vírgines. Era lo ""mejor"" que podían hacer para ser respetadas de alguna manera.
Me es muy interesante leer tus artículos porque contienen buenas ideas para debate y para comprendee bien nuestra situación actual. ¡Pero los cambios son posibles!

Blue Ella dijo...

Estoy de acuerdo. Los cambios son posibles, y aunque durante siglos se ha mantenido el mismo rol con respecto a la mujer, podemos afirmar que el cambio ha sobrevenido con gran rapidez en nuestro tiempo, si lo comparamos con el tiempo que hemos pasado subyugadas. Me encanta que te gusten mis artículos :) Si tienes alguna sugerencia o idea que te gustaría ver escrita, no dudes en dejármelo y veré lo que puedo hacer. Un abrazo!

Gimecala dijo...

¡Buenísima entrada! Me ha encantado la crítica; es increíble cómo, a pesar de que pase el tiempo, muchísimos de esos comportamientos y actitudes siguen tan presentes en nuestro día a día...
Te has explicado genial, es realmente comprensible a la par que interesante. Hace pensar mucho.
¡Enhorabuena!